Djuna Barnes

Rebelde y transgresora son algunos de los rasgos que definen a la escritora estadounidense Djuna Barnes, quien intentó colocar en primer plano y normalizar el feminismo y la homosexualidad de la mujer a principios del siglo XX. 

c0d7dbc0f9b9f896f674c121116ce656

Djuna Barnes nació en una colonia de artistas de Nueva York el 12 de junio de 1892. Fue educada por su padre y su abuela, quienes creían que la enseñanza en el hogar era mucho más beneficiosa. De ellos Djuna Barnes aprendió a apreciar el arte. Con tan solo 20 años inició sus andaduras como reportera e ilustradora en el Brooklyn Eagle. “Vamos a ver, Dinah, ¿qué piensas de nuestros Estados Unidos? Llevas aquí un mes” fue la primera pregunta que Barnes le hizo a un gorila que habían traído a la Sociedad Zoológica de Nueva York. Así eran sus reportajes y así era ella, sin miedo, innovadora y transgresora. “Uno se siente feliz de ser contemporáneo de Djuna Barnes” dijo en una ocasión Lawrence Durrell. Algunos de estos artículos se pueden leer hoy en el libro “Mi Nueva York (1913-1919)” editado tras su muerte.

Three from the Earth (1919) fue la primera obra de teatro de la escritora. Tras ella llegó su primera novela Ryder (1928) basada en las vivencias de su propia familia en la localidad de Cornwall-on-Hudson cuando ella era niña. En el personaje de Julie encontramos a una joven Djuna Barnes que relata por primera vez una de sus vivencias más duras: A los 16 años fue violada por un vecino con el consentimiento de su padre. Será en “La antífona” donde volverá a reflejar este suceso. La obra de Barnes es muy personal, en ella parte de sus propias vivencias y refleja la sociedad que la rodea. En sus trabajos podemos encontrar siempre personajes basados en ella misma, en sus amigas o familiares y en sus amores.

En”Ladies Almanack” (1928), una novela sobre las relaciones sexuales entre algunas mujeres destacadas de la sociedad parisina de los años veinte, se puede reconocer a algunas de sus más íntimas amistades. En la colección de relatos “Una noche entre los caballos”(1929), reeditada y publicada de nuevo bajo el título”El vertedero” en 1962, podemos reconocer a la autora en algunos de sus protagonistas, tanto femeninos como masculinos.

De 1921 a 1940, Djuna estuvo viviendo en París. Llegó allí contratada por varios periódicos de su país para entrevistar a los cada vez más famosos escritores estadounidenses que se habían exiliado en Francia. Allí vivió su época más activa. La noche y las fiestas de París eran el centro de sus días. Vivía alquilada por Peggy Guggenheim y entre sus amistades estaba James Joyce, Gertrude Stein, Charles Chaplin o Marcel Duchamp. Fue en este periodo en el que conoció a Thelma Wood, su gran amor, con quien mantuvo una relación sentimental durante ocho años y a la que hizo protagonista de la que se convertiría en su obra culmen: “El bosque de la noche” (1936).

GettyImages-517213004-683fb77812a0417e9d4108b3468567c5

T. S. Eliot consideraba esta obra como un ejercicio extraordinario de la literatura en la que destacaba “la excelencia de un estilo, la belleza de la frase, la brillantez del ingenio y de la caracterización y un sentido del horror de la fatalidad digno de la tragedia isabelina”. Para William S. Burroughs fue “uno de los mejores libros del siglo XX”, para Dylan Thomas “uno de los tres grandes libros jamás escritos por una mujer”. No obstante, su estilo no fue siempre igual. La llegada a Europa supuso para su forma de escribir un antes y un después. Pasó de seguir los cánones del realismo a un estilo más innovador que se alejaba de lo común, como lo hacían los temas que trataba. Su escritura refleja una voluntad de romper con las fronteras entre géneros, de poner sobre la mesa los sentimientos y actitudes más banales del ser humano. El inconsciente, el onirismo, la transgresión, la fascinación y las relaciones humanas son los temas que aparecen en sus obras. A pesar de ello, da la impresión de que escribía para demostrarse a sí misma que no era peor que los demás o peor aún, que escribía para ser leída por otros escritores. Esto la llevó a la falta de éxito y a depender durante mucho tiempo económicamente de su gran amiga Peggy Guggenheim.

A mediados de los años treinta Djuna Barnes inició el principio de su periodo más duro, alcohólica y con fuertes tendencias depresivas, intentó suicidarse en un hotel de Londres. Tras este episodio volvió a Nueva York donde comenzó a sobrevivir como pudo. En 1940 fue ingresada en una clínica de desintoxicación tras lo cual pasó por varios sitios hasta terminar en un apartamento de Greenwich Village. Allí vio la luz su última gran obra: La antífona (1958).

Tras su publicación, Djuna Barnes se encerró en su apartamento intentando escribir algo que, en su opinión, fuera digno de ser publicado. Pero nunca lo consiguió. Poco a poco fue cerrando la puerta de su casa y de su vida a amigos y vecinos. Se abrió una librería feminista en su honor, Djuna Books, a la que llamó para pedir que le cambiaran el nombre, se celebraron homenajes en su honor a los que no asistió y se le concedieron distinciones que no quiso recibir. Estudiantes de literatura llamaron a su puerta deseando conocer a la leyenda, pero nunca abrió, convirtiéndose en mito de la literatura modernista, de la Generación Perdida. Murió seis días después de cumplir los noventa años, en 1982, en su propia soledad, lejos de la banal y decadente sociedad.

images

Autores como Truman Capote, Anaïs Nin, Karen Blixen o David Foster Wallace han reconocido a Djuna Barnes como una de sus principales influencias. “Soy la (escritora) desconocida más famosa del mundo” dijo una vez, también “el genio más grande de su época” como la calificó el poeta T.S. Eliot, pero más allá de eso fue una mujer rebelde y transgresora que colocó en primer plano el feminismo y la homosexualidad de las mujeres.


 

Hilo Woman Art House:

– P. VILLARREAL, Marina (@emepeuve), “Djuna Barnes” en Woman Art House, 7 de marzo de 2020 (Twitter). [Consulta 01/07/20]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s