VNS Matrix

Verano de 1991: se hace pública la primera página de Internet. 

Adelaida, Australia: Josephine Starrs, Julianne Pierce, Francesca da Rimini y Virginia Barratt fundan el colectivo ciberfeminista VNS Matrix. 

 

log in: VNS Matrix

Consideradas pioneras del ciberfeminismo entre 1991 y 1997, VNS Matrix es un colectivo de artistas y feministas formado por Josephine Starrs, Julianne Pierce, Francesca da Rimini y Virginia Barratt, conocidas por la publicación del primer Manifiesto Ciberfeminista para el siglo XXI publicado en el verano australiano de 1991, mientras se hacía pública la primera página de Internet, en el sur de Australia.  Francesca da Rimini cuenta cómo fueron los comienzos de VNS Matrix y del ciberfeminismo:

«Como toda buena historia de coagulación, empieza con fluidos viscosos y quizás terminará en sangre. Vivo en una pequeña localidad al borde del desierto australiano, un lugar de mentiras y susurros con un vientre palpablemente palpitante… Era el verano del 91. Desde luego, no era el verano del amor. Éramos cuatro chicas. Teníamos calor, nos aburríamos y éramos pobres (para mí, las cosas han cambiado poco, excepto que ya no me aburro). Decidimos irrumpir en el cártel del porno y hacer algo de chick porn [porno de mujeres]. Creamos unas imágenes usando ordenadores robados: Beg, Bitch, Fallen y Snatch. Decidimos que era más divertido jugar con ordenadores que mirarnos continuamente el chichi y así Velvet Downunder se convirtió en VNS Matrix. Etiquetamos el virus del nuevo desorden mundial impulsadas por el vino tinto y las babas vaginales (que sólo podían reponerse si nos dedicábamos con frecuencia a actividades placenteras)». (Alex Galloway, 1997)

Con el objetivo de infiltrarse en la red y el mundo tecnológico y empleando una estética combativa feminista, VNS Matrix nace para cuestionar los discursos de dominación y control cibernético. En su práctica cibernética, desde un posicionamiento feminista, proponen sobrepasar las lógicas masculinas del mundo tecnológico. En la práctica artística utilizan un lenguaje híbrido que consiste en cortar y mezclar textos e imágenes. A partir de estos posicionamientos han creado un archivo ciberfeminista al que recurren en sus proyectos de intervención pública y expositivos. Pero también ha sido un material susceptible de estudio para la teoría ciberfeminista a principios del siglo XXI.

VNS Matrix. A Cyberfeminist Manifesto for the 21st Century. 1992.

cunt art

Como artistas, su práctica aborda las problemáticas y las relaciones entre mujer y tecnología, pretendiendo alterar los estereotipos corporales femeninos que se construyen en la cultura del videojuego y el ciberespacio. Emplean el potencial visual de los nuevos medios, fotografía, vídeo y audio y el uso de un primitivo Photoshop con el que mezclan imágenes y textos en proyectos que tienen por objetivo la difusión cibernética.

Sus proyectos, inyectados en el ámbito cibernético, se han expandido en los espacios más tradicionales del arte, galerías, museos, bienales, simposios y festivales de cultura electrónica, a partir de la publicación en 1991 de A Cyberfeminist Manifesto for the 21st Century con claras influencias al Manifiesto Cyborg que Donna Haraway había publicado en 1985. El texto, declaración de intenciones de VNS Matrix, estará infiltrado en casi todos sus proyectos, convirtiéndose en un hito del ciberfeminismo. En ese año de 1991 el Manifiesto es introducido en la emergente comunidad virtual de LambdaMOO haciéndose viral gracias a su circulación por las ciudades australianas a partir de carteles, envíos por fax y correo. En menos de un año el Manifiesto Ciberfeminista, ya traducido en varios idiomas, se había publicado en fanzines, carteles, anuncios de televisión, radio y vallas publicitarias. El término ciberfeminismo comienza a circular por el mundo y el arte de los 90.

A partir del Manifiesto comienzan a producir carteles publicitarios (1992) en donde incluyen figuras híbridas futuristas que portan el manifiesto del nuevo desorden mundial. El texto se censuró sustituyendo la palabra cunt por kunst (arte en alemán). Censura hábilmente no revertida con el tiempo. Al rechazar la posibilidad de reeditar la obra, evidencian el proceso por el cual los cuerpos femeninos también son sometidos al control patriarcal, en este caso llamado Big Daddy, en la era de Internet.

Utilizando un lenguaje que conecta la sexualidad femenina con Internet, VNS Matrix se infiltra y reclama el ciberespacio como territorio para la existencia y poder de las mujeres, rechazando el carácter predominantemente masculino y patriarcal que se anunciaba. Así, VNS, que debe leerse como VeNuS, alude a la sexualidad, la pornografía y en definitiva el cuerpo femenino y su relación con la tecnología y la cultura de finales del siglo XX. Mientras que Matrix se refiere tanto a la matriz femenina como a la matriz tecnológica. A partir de estos dos términos definen su práctica como cunt art (arte del coño).

Uno de los fragmentos más infiltrados del Manifiesto, “the clitoris is a direct line to the matrix” lanza una amenaza feminista a la cibercultura. Esta cita aparece en el póster E Sensual Fragments (1994) con una frase apropiada de la teórica ciberfeminista Sadie Plant: “the future is unmanned”. Conceptualmente conectan con las teorías tanto de Plant como de Haraway, que en los mismos años comienzan a teorizar sobre el ciberfeminismo y las identidades cyborg de los cuerpos posmodernos. Como en los posicionamientos teóricos, su práctica ciberfeminista no es anti tecnológicas, al contrario, se presentan como una voz crítica dentro del ciberespacio y en clara oposición a su dominio masculino. Se concibe así, el nuevo espacio de Internet y el mundo globalizado como territorio sin límites para la protesta femenina. Encuentran en la tecnología una oportunidad para «disolver el sexo y las divisiones de género». 

VNS Matrix. ALL NEW GEN. 1992-1993.

hackeando el patriarcado

ALL NEW GEN (1992-1993), uno de sus proyectos más elogiados y completos, es nuevamente un videojuego interactivo presentado por primera vez en Experimental Art Foundation Gallery en Adelaida. Se trata de una instalación interactiva con el audio de su Manifiesto, vídeos, cajas de luz y un CD-ROM presentado como propuesta de videojuego femenino, un Game Girl en tiempos de la popular Game Boy. Al comienzo se propone elegir entre el género hombre, mujer o ninguno, solo permitiendo la interacción eligiendo la opción ninguno. El juego supone una transgresión a los géneros binarios y al mundo machista de los videojuegos proponiendo una contrapráctica feminista en las artes electrónicas.

El Manifiesto Ciberfeminista de VNS Matrix, que revisan en otros textos como Bitch Mutant Manifesto (1996) realizado para Ars Electronica de 1996, es considerado el texto fundacional del ciberfeminismo, en tanto que a partir de entonces muchas activistas y artistas del emergente net art comienzan a teorizar y trabajar bajo este concepto. El ciberfeminismo se debate y defiende en contexto artísticos como en la Documenta X de Kassel de 1997 que por primera vez incluye obras realizadas en la red. Al mismo tiempo se celebra la Primera Internacional Ciberfeminista donde participan artistas, activistas, hackers y teóricas de todo el mundo que teorizan sobre la construcción de género en el ciberespacio. En este contexto elaboran el Manifiesto cien antítesis de lo que el ciberfeminismo no es. 

VNS Matrix se disolvió en 1997 aunque siguen hackeando el patriarcado participando en proyectos, exposiciones y publicaciones para teorizar y reclamar el ciberespacio como territorio para la existencia y poder de las mujeres.

VNS Matrix. Infiltrate. 1994.

WEB [Última consulta: 06/01/2021]:

VNS Matrix.
e-mujeres.net.
Mujeres en red.
First Cyberfeminist International, 1998.

Bibliografía:

Alex Galloway, A Report on Cyberfeminism. Sadie Plant relative to VNS Matrix, 1997. [Última consulta: 06/01/2021] 

Luis Fernando Medina, “Ciberfeminismo ¿tras el clítoris de la red?” en Cartel Urbano, 2018. [Última consulta: 06/01/2021] 

Ida Peñaranda Veizaga, Ciberfeminismo: sobre el uso de la tecnología para la acción política de las mujeres, 2019. [Última consulta: 06/01/2021]

Cornelia Sollfrank, La verdad sobre el ciberfeminismo, 1998 (traducción de Eva Guil Walls y Remedios Zafra) [Última consulta: 06/01/2021]

https://cyberfeminismindex.com/

Remedios Zafra. Arte, redes y (ciber)feminismos, Metrópolis, 2017.

Remedios Zafra y Teresa López Pellisa (eds.), Ciberfeminismo. De VNS Matrix a Laboria Cuboniks, 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s